jueves, 22 de enero de 2009

Flamencopunkrock

ENRIQUE MORENTE & SONIC YOUTH. HEINEKEN GREENSPACE VALENCIA 2005
Me han tirado un órdago y lo he recogido.
DEDICADO A TODOS LOS FLAMENCOS Y GAFAPASTAS.

Yó estube allí acompañada de mi hijo,tuvimos el privilegio de verlos en primera fila ,nuestras dos horas nos costaron esperar de pié derecho ,pero mereció la pena. Transcribo la crítica que se hizo.

De viejo almacén portuario, a nuevo espacio para la cultura de vanguardia. Heineken Greenspace nace haciendo historia. Dentro de su primera programación ha propiciado un encuentro inédito, el del cantaor granadino Enrique Morente y el del grupo de punk rock neoyorquino Sonic Youth. Compartieron ‘Martinete’. Una sola pieza. Diez minutos de historia. El hipnótico compás del martinete sirvió de base al encuentro entre los colosos. El cantaor dejaba caer los primeros ‘quejíos’. Los instrumentos eléctricos iban, poco a poco, a su encuentro en un punto indeterminado del aire espeso de la nave.

Los flamencos marcan el camino. Y los sonidos de Sonic Youth van cogiendo el paso, dando una insospechada dimensión al cante seguiriyero. ‘Omega’ va quedando lejos, pequeño. Esto es otra calidad, otra textura, otra galaxia. Los ecos, el compás, el ‘loop’ de guitarra de palo de Niño Josele, la ‘rudimentaria’ batería de Bandolero... mantienen el tipo ante el creciente ‘tsunami’ sonoro de los neoyorquinos. Música que retumba en el vientre. Ya no importan las letras. Ah. Ah. Ah-ah-ah-ah. Ah. El del Albaicín está en pie, embistiendo la crecida. El encuentro ha alcanzado ya la categoría de trance. Sólo han pasado, según el reloj, unos diez minutos... pero en el sentido de las tres mil personas que abarrotan la nave, el tiempo dejó de existir.

El público reclama más pero, de momento, es el único fruto que ha dado esta ‘sui generis’ relación fraguada en casuales encuentros en foros como el Carnegie Hall y el Festival Primavera Sound. Los saludos son abrazos entre los flamencos y los “punks de vanguardia”, que casi se muestran incrédulos por haber llevado a buen puerto una intuición de entendimiento. De hecho, el guitarrista Thurston Moore se le oyó decir en el ‘backstage’ que lo que más le sorprendía es que a un cantaor prestigioso y veterano como Enrique Morente le gustara Sonic Youth.

Desde luego, no es impostura. El cantaor granadino estuvo siguiendo todo el concierto de la banda entre calles, una vibrante muestra de la permanente experimentación del quinteto, que trae de cabeza desde hace veinticinco años a los ‘agentes’ de la música moderna. Tras un cambio de escenario a lo repostaje de Fórmula 1, sin anestesia, entró en escena el cuadro flamenco. Enrique Morente calló a la muchedumbre con una ronda de martinetes, de esos con ecos fantasmagóricos que ha convertido en seña de identidad. Escalofriante que un público ‘indie-rockero’ vibre con lo más esencial del arte jondo. No escatimaron en gritos, jaleos y pitidos para aclamar al maestro. El público pide silencio al público... para escuchar. Enrique Morente y compañía entienden la dificultad del vasto espacio y optan por dar caña a su repertorio, de momento, por alegrías y de lo más tradicional. El cantaor está inspirado y canta el llanto de la guitarra de Lorca con la garganta asentada, sobre una prolongada cabal. Todos a una, sin respiro, por tangos. La voz creadora, pariendo melodías nuevas de las de siempre. Y, al fin, ‘Omega’. Muchos de los presentes esperaban oír esos primeros acordes de ‘La aurora de Nueva York’. La voz se levanta, se desgarra, se ‘rockeriza’. La banda acústica toma el espíritu de la eléctrica para acometer el ‘Manhattan’... igual de impresionante que hace diez años. La gente corea la ‘flamenquizada’ conquista de Leonard Cohen. Y tras el éxtasis, vuelta al principio, vuelta al origen, con una ronda de tonás en la que participan las voces de Pepe Luis Carmona y Ángel Gabarre. Coro de voces en corro. Pitos. Palmas. Gemidos. Y entonces fue cuando se incorporaron al escenario Thurston Moore, Lee Ranaldo, Kim Gordon, Steve Shelley y Jim O’Rourke. Y entonces fue cuando nació el ‘flamencopunkrock’.

video

5 comentarios:

Rage or Fury dijo...

Quien hubiese pordido estar allí, os lo pasariais de PUTA MADRE. Tuvo que ser un buen espectaculo ver a Morente juanto a Kim Gordon y los suyos.
Toda una masa de enfervorizados por el "Duende" y el cante y otra enfervorizada por sustancias "especiales", ataviados con sus gafas de pasta y sus camisetas de Los Planetas y Sonic Youth, FIESTA FIESTA¡¡¡¡
PD: Veo que las coges al vuelo jaja.

manuel larios dijo...

Sensacional crónica y muy buen blog, Mammamia. Te recomendaré en mi blog de "todas las músicas" ( www.almusics.blogspot.com ). Es un blog ecléctico que quiere hablar de todo tipo de músicas y, en especial, de las que se hacen en este momento. El flamenco me gusta mucho, especialmente los Morente. Vi al padre y a la niña con los Largartija Nick cerrando el festival de teatro clásico de Mérida y me encantó.

mammamia dijo...

Fué un Festival estupendo Rage,porque nó solo hubo actuaciones ,también exposiciones,en otra sala se proyectaban documentales y películas etc,etc...fué genial

Querido Manuel,muchas gracias por visitarme y por tu recomendación ,te enlazo para que te puedan visitar,te confieso una cosa:1ºante todo me encanta la música
2ºsoy Flamencóloga y Morentiana,la última actuación de Enrique que ví fué el año pasado en el día de la música en la Sala La Riviera de Madrid con los Lagartija Nick
Un besazo.

Sophiste dijo...

buah
lo maximo, vaya mezcla alucinante

gracias por alumbrarnos

PAKO dijo...

Mammamia... que peazo de articulos que me escribes. Que buenas son tus cronicas.
Siempre me ha encantao Leonard Cohen y Triana.

Un peazo beso de uno de esos que perdieron los complejos.