jueves, 26 de noviembre de 2009

ASÍ SE GRABÓ "NANA DE ORIENTE"

Enrique Morente

(Foto Archivo Enrique Morente cedidas por La Iguana)

EXTRACTO DE ENTREVISTA REALIZADA POR FLAMENCO-WORLD
Silvia Calado. Madrid, noviembre de 2009
“Yo me la tengo que jugar en cada tercio”
Aurora fue quien tuvo la idea. “No vayas a hacer otro disco de esos modernos”, le dijo su mujer. Y cogió de lo alto de un armario una caja que guardaba grabaciones en vivo de más de una década de cante de Enrique Morente. De escoger lo mejor de esa caja sale ‘Morente Flamenco’, el primer disco en directo del cantaor granadino. Y siendo él de esos pocos artistas impredecibles de este género, está garantizado que “esas versiones que hay en el disco son únicas”. En esa sintética antología hay tangos, soleares, granaínas, fandangos, recuerdos a maestros como Matrona y Sernita, las guitarras imperecederas de los Habichuela, la especial musicalidad de Riqueni, el brío de Cerreduela… Pero, ante todo, hay riesgo morentiano. Y, claro, de ahí que no falte una creación de estudio… la nana que los niños le cantan a las madres.
Ahí volvemos a escuchar un poquito la voz de tu hija Soleá…
De Soleá, de Estrella, de los niños de Estrella, que son mis nietos, y otros niños del Polígono. Son encantadores, lo pasé con ellos genial. Y ahora me han entrado muchas ganas de hacer cosas con niños. Yo hice hace mucho tiempo una cosa para niños en una gira por Francia. Y el concepto del concierto lo había organizado un guitarrista amigo mío, como una antología severa y seria, con la soleá de Tío Manuel el del Zapato Cojo, la familia de los no sé qué, los Caganchos de Barcelona… Los niños se quedaban dormidos, pobrecitos. Eran niños de muchos colegios que iban a un auditorio por la mañana. Así que dije que cambiáramos el repertorio, que nos iban a empezar a tirar los chicles. Les fui cambiando el repertorio, con jaleos, villancicos, cosas muy sencillas con las que ellos podían tocar las palmas y divertirse. Al final, parecía yo el ídolo de los niños de Francia. El último día les canté por martinete… y ya también les gustaba.
La nana es especial por el tema, por quienes cantan contigo…
Es un tema especial porque los niños le cantan la nana a la madre, no la madre a los niños. Y trata sobre la soledad de los niños, unos por una razón y otros por otra. Unos por los aparcamientos hoy necesarios; no hay más remedio porque las madres tienen que salir a trabajar. Y también por otra series de sufrimientos que no voy a citar por no ser demagógico con el tema. Es un juego sobre el canto de las madres, sobre la palabra ‘mare’ con la mar, con el mare nostrum, con las olas, con la mamma italiana que es igual en el mundo árabe y aquí en muchos pueblos nuestros. Bueno, una idea algo surrealista. Lo importante es que cantan los niños con mucha ingenuidad y mucha inocencia… como únicamente pueden cantar los niños.

video

3 comentarios:

Largo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Largo dijo...

A ver si saca otro disco moderno, porque el de Pablo de Málaga me atrapó. Un abrazo

Ana Heredia dijo...

Hola en primer lugar quiero agracer las atenciones que a tenido Enrrique con mi hija Ani,y con mi hermano Julian.
Me enorgullece muxisimo que les alla mencionado en el disco un genio como es Enrrique en el flamenco y como persona.
Besos para tosos y me encanta el disco. ¿Que suene mucho!